Premios a la invisibilidad

La Asociación Aragonesa de Mujeres con Discapacidad presenta su campaña ‘No somos invisibles’ con motivo del 8M, Día Internacional de la Mujer, para visibilizar sus reivindicaciones

«Y ahora sí, ha llegado el momento de la noche que todas estábamos esperando. Vamos a entregar nuestro premio Amanixer más especial: el premio a la invisibilidad». Así comienza la campaña con motivo del 8 de marzo de Amanixer, la asociación aragonesa de mujeres con discapacidad, que representa una ficticia gala de premios para «reivindicar que NO somos invisibles», explica Miriam Herrero, presidenta de Amanixer, «formamos parte de la sociedad y queremos que se nos vea, se nos escuche y se nos tenga en cuenta».

El mensaje que se lanza con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es que «ninguna mujer debería sentirse invisible, tenga o no discapacidad». A través de una entrega de premios a la Invisibilidad se quiere reivindicar la invisibilización de los problemas y necesidades de las mujeres con discapacidad que, día a día, tienen que enfrentarse a la brecha salarial, la dificultad para encontrar empleo, el acoso sexual o la violencia machista. Problemas que afectan a muchas mujeres pero que se ven incrementadas por la interseccionalidad de las violencias machistas. «A nuestra discriminación por ser mujeres se suma el tener discapacidad», explican desde Amanixer.

La actriz aragonesa Yolanda Blanco ejerce de ‘maestra de ceremonias’ en esa entrega de premios, presentando a «esas mujeres con discapacidad que, día a día, tienen que enfrentarse a la brecha salarial, el acoso sexual o la violencia machista». Las mujeres que intervienen en la gala y optan al ‘Premio a la invisibilidad’ son:

Cristina por No me chilles que no te veo, un «thriller donde una mujer con discapacidad visual acude a la consulta de ginecología y el profesional sanitario la ignora, haciéndole las preguntas a su pareja».

Nerea por Carros de fuego, «una comedia donde una mujer usuaria de silla de ruedas acude a un sitio que es accesible: “solo tiene un par de escalones”».

María por El día de la marmota, «el drama de una mujer con discapacidad orgánica que pierde la voz de tanto repetir que su discapacidad no es visible».

Pilar por Eduarda Manos Tijeras, donde «la protagonista consigue un empleo después de 120 entrevistas a pesar de su buen currículum».

Desde Amanixer nos adherimos al manifiesto de Cemudis con motivo del día 8 de marzo, destacando que «la pandemia de la COVID-19 nos ha relegado aún más a las mujeres con discapacidad en todas las esferas y ámbitos de nuestra vida, aumentando las desigualdades y los riesgos, especialmente en lo referente a situaciones de violencia, acceso a la atención sanitaria, a la educación, al empleo y participación social…. Nuestras vidas siguen marcadas por las desigualdades, por procesos de invisibilización derivados de la discriminación interseccional».

Idea de Yolanda Blanco
Grabación y producción de Sandra Martínez y Joshua Guijarro
Colaboran: Fundación DFA y C.C. Río Ebro

 

MEDIOS

AUDIOS